jueves, 18 de septiembre de 2008

Primera Etapa

Foto de "El Gato" Herdener, un amigo de muchos kilómetros.


Allá vamos! A las 20:42:40hs partimos desde la rampa del Automóvil Club rumbo a Río Tala. Con la vista nublada por la emoción, tratando de no pisar a la gente que se acercó a ver los autos y saludar a las tripulaciones, pusimos primera y comenzamos esta locura. A la hora de partir yo ya estaba agotado. Esta última semana fue interminable y la ansiedad por largar me consumió mucha energía. Mi viejo increíble, llegó el miércoles desde Los Cisnes y me acompañó en los últimos preparativos. Hicimos la Verificación Técnica y el jueves fuimos a Warnes a ponerle una manija interior para el acompañante. Fundamental para tantas horas de viaje. Compramos un neumático nuevo para auxílio y almorzamos en un lugar bien "warnes" unas milanesas maryland de 500 HP! El lugar se llama "El Gato" con tipografía y estilo plagiado de "Il Gatto", no se la dirección, es en el corazón de Warnes y es para recomendar, comida de verdad. Otro de los acondicionamientos del auto fue una caja de cartón acolchada para poner la cámara debajo de mis piernas, pegada al asiento. Para desenfundar rápido mientras vamos andando. A las siete de la tarde del viernes estábamos en el parque cerrado. Reunión de pilotos y un poco de sociedad con los compañeros de ruta. Se hizo de noche y partimos. Debo confesar que subir a la rampa del ACA me hizo temblar las crucetas! Mi viejo no podía creer la cantidad de gente reunida. Los nietos no podían creer lo que estaban viendo, ¡el nono lanzado al infinito y más allá! A eso de las doce y media llegamos a Baradero con hambre y sueño. En la entrada perdimos y recuperamos una taza que nos alcanzaron unos chicos en un semáforo. Nos comimos en el hotel los sanguches que teníamos para el día siguiente y me desmayé en la cama. A las cinco y media arriba para largar desde Rio Tala a las 07:42:40. Amanecía y le saque la primer foto al copiloto.




2 comentarios:

Mario dijo...

Excelente.
Seguí contando las vivencias y luego te mandás un diario de viaje para la revista. Ja.
Felicitaciones.
Y a seguir disfrutando.

Jorge Marchesin dijo...

Guille, me emociona leer tu cronica de la largada y ver a tu viejo ahí, me imagino lo que debés sentir.
Los felicito, te envidio sanamente y deseo que puedas dar la vuelta!
Yo largando estaría hechisimo!