martes, 25 de diciembre de 2007

Felicidades!


Julio estaba haciendo el asado cuando un chorizo entro en combustión y...no, no, solo una batería de fuegos artificiales.

Esta Navidad fue diferente, la pasamos con nuestros amigos, Ana, Ricardo, Julio y sus respectivos hijos. En un tranquilo campito a unos cien kilómetros de Buenos Aires, disparamos buenos deseos a un cielo iluminado por una luna casi llena. A falta de trípode, agarré la cámara a una silla disparando en bulo y el flash con la "China con antena", salieron estas cosas. Si uno estuviera más sobrio quizá se podrian hacer cosas más interesantes...


La cámara en bulbo haciendo movimientos aleatorios mientras los fuegos iluminaban la noche.

1 comentario:

Ricardo dijo...

Que buena noche pasamos el 31!! Lo único que faltaba era que explotaran los chorizos...je. Todo super, la comida, la bebida y la compañía de amigos. Gracias a Julio por ese excelente show de fuegos artificiales que nos regaló... y gracias a Guille, Mariana y los chicos por su presencia. Los queremos mucho.