lunes, 24 de septiembre de 2007

El Rastrojero y la espera




Paseando por la web encontré el blog de Albano Garcia, Ciclopefoto, un inquieto fotógrafo y algo más. Allí vi un artículo de Joan Fontcberta titulado "La muerte de la fotografía". Como es de esperar, las reflexiones de Fontcuberta se refieren a la irrupción de la fotografía digital y dice cosas como estas:
«El tránsito de la fotografía química, como una imagen latente, a una imagen inmediata digital lo considero poéticamente una pérdida, porque desaparece esa angustia expectante, tan poética y tan rica en simbología, que es la espera; en la espera se sublima el amor».
Siempre que leo o escucho a estos nostálgicos del halogenuro de plata me acuerdo de mi cuñado y su Rastrojero. Si alguno no tuvo la experiencia de andar en un Rastrojero les cuento que antes de hacerlo arrancar, o más precisamente, para hacerlo arrancar hay que ponerlo en contacto y despues apretar un botón durante unos 30 segundos (depende la época del año) para calentar los inyectores y así poner en marcha el motor. Mi cuñado, que hacia "comisiones" a bordo de un Rastrojero encontraba muy valioso ese tiempo de espera antes de arrancar, no por la poética, sino para repasar los tramites que iba haciendo y no salir como un loco sin pensar hacia donde. Todos los que andaban en estos entrañables Rastrojeros vivían esa "espera" ademas de su renombrada falta de velocidad final. ¿Adonde voy con esto? Que ver una pérdida en la desaparición de todas las esperas que implicaba la fotografía tradicional para llegar a la imágen final, me parece tan zonzo como decretar el fin del autotransporte por la aparición de la Toyota Hilux. Yo sigo sublimando el amor mientras espero eternidades que las fotos suban a Filckr, o que el Photoshop termine de abrir todas las fotos, o que se acabe de copiar el CD...si es por esperar.
Si claro, tengo hermosos recuerdos de mis épocas de aprendiz, los olores ácidos, la luz roja, y sobre todo de las novias, pero estoy feliz de la inmediatez digital, de la manera de compartir en internet y ni hablar de la posibilidad lúdica que brinda la fotografía digital al eliminar el costo de cada toma. Así que no entiendo a que muerte se refiere don Fontcuberta. Como otras veces en sus más de cien años, la fotografía a dado un salto en sus herramientas y es cada vez más facil, más rápido y más barato obtener una imágen. Y para seguir con las analogías automotrices, la fotografía como industria hoy se a vuelto "limpia" mientras los motores siguen contaminando hasta que se acabe el negocio del petroleo.
Vamos Fontcuberta! Ponete las pilas recargables y salí a fotografiar que no cuesta nada!


No dejes de ver: Test del ayer

3 comentarios:

santiago dijo...

Guillermo, el blog es excelente, no soy fotógrafo e igual me encanta.Saludos

photoheer dijo...

Guillermo, gusto de estar en contacto, soy muy amigo de Albano G que nombras, tengo http://photoheernews.blogspot.com y me gustaría estar en contacto.
Fredy Heer photoheer@gmail.com
te espero rápido

Anónimo dijo...

exelente flog, en especial sobre el comentario sobre el rastrojero

mi tio tiene uno..muy deteriorado..pero
lo lleva a todas partes..todavia

a veces se rompe..peor siempre se le encuentra la vuelta

saludos