martes, 21 de octubre de 2008

Mate opportunity


Ya hemos hablado aquí del concepto "photo opportunity", norma ineludible de las relaciones con la prensa en el primer mundo. Ahora vamos a referirnos al concepto "mate opportunity", propio de nuestra realidad Mercosur y tema poco discutido en el ámbito del fotoperiodismo. Cuando un entrevistado toma mate durante el reportaje, ¿Tiene que convidar al fotógrafo? ¿O hace como si no lo viera y sigue tomando solito? O lo que es más grave aún, ¡invita solo al cronista! En mi experiencia, parece haber un sobrentendido que excluye a los fotógrafos de la ronda verde. Es más, para la proporción de tomadores de mates que tenemos en nuestro país, son pocos los entrevistados que toman durante las notas. No sé, será la intrínsica dificultad para mentir que se produce cuando uno comparte unos amargos. Mucho más apropiado es el hipócrita cafecito para decir lo que no se piensa y preguntar sobre lo que no te importa. Hace unos días, mientras le hacíamos una nota a J.M.Traverso, me sorprendí haciendo esta foto del multicampeón ofreciéndome un mate. Se podrán decir muchas cosas de Traverso, pero nunca que es un tipo que quiera andar ganándose amigos por ahí. O que se haga el simpático.

El gesto de Traverso lo eleva más aún en el podio de los notables. Hay fotógrafos a los que nos gusta tomar unos mates mientras trabajamos, sobretodo si la charla dura tres horas.
Algunos detalles de la toma de abajo. Está iluminada con el SB y un nido de abeja que concentra la luz sobre el personaje. La cámara esta seteada en luz Tungsteno, de allí el azul de la ventana y el flash corregido con gelatina.


2 comentarios:

vitomartin.com dijo...

Cómo estás, Guillermo? Me fascina leer estos "backstages"! ;-) Así que te agradezco mucho que lo hayas compartido. La discusión sobre lo que decís de compartir el mate (o cualquier cosa) con el fotógrafo es infernal y en un foro puede llegar a ser infinita de anécdotas. ;-) Terminaríamos hablando de sindicatos, etc... jajaja! Por suerte en las cositas que me tocaron hacer siempre me trataron como uno más, pero es cierto que cuesta mucho y hay gente que nunca lo va a entender (que también somos de carne y hueso!!!) Un abrazo!!!

Tina Romero dijo...

me gusto leer tu post Guille, es que la educacion no se ve mucho hoy en dia, cosa que resulta sorprendente cuando vemos a alguien con un gesto de antaño como ofrecer un amargo...